Pin It

No basta con decir “difícil”, pues en realidad fue di-fi-ci-lí-si-mo, con todas las letras. Esta primera ronda del U.S. Open 2018 se asemejó más a una tortura que al propio disfrute del juego, o al menos así lo vivió el colombiano Juan Sebastián Muñoz, víctima de un debut accidentado en el abierto de golf más importante de Estados Unidos este jueves en Southampton (Nueva York, Estados Unidos).

En el plan estaba el batallar contra un campo retador como lo ha sido por décadas el histórico Shinnecock Hills Golf Club, también se sabía que no habría muchos ‘scores’ bajos, pero jamás se llegó a dimensionar tal cantidad de estrellas estancadas en los altos puntajes. Ráfagas de viento que llegaron a superar las 30 millas por hora le dieron la bienvenida a los mejores golfistas del mundo este jueves, y cuando lograron superar ese pormenor, los ‘greenes’ también hicieron su parte con velocidades al tope del límite de los ‘stimpmeters’.

Muñoz no fue ajeno a todo eso. Jugando este jueves desde el hoyo 10, inició con un ilusionante ‘birdie’ al 11, antes de una estruendosa caída en el 12 con triple ‘bogey’. Ya en este punto los nervios se le pusieron de punta, algo que se evidenció con ‘bogeys’ en el 13 y 18, y dobles ‘bogeys’ al 14 y 16, una primera vuelta para el olvido.

El complemento fue, quizás, menos traumático, aunque igual de decepcionante, con ‘bogeys’ en el 2, 8 y 9, y un único ‘birdie’ al 5. Fueron 80 golpes para Muñoz en su debut en el U.S. Open, un número reteñido con negro que lo envió a la zona baja de la clasificación general en +10 para el campeonato, un ‘score’ con el que empata, por mencionar sólo a uno, al excampeón del certamen en 2011, el norirlandés Rory McIlroy.

Recordemos que Muñoz, de 25 años, arribó al U.S. Open 2018 mediante la vía de la clasificación abierta, y disputa su segundo ‘major’ en su cuarto año como profesional, pues en 2017 jugó el Open Championship en Royal Birkdale (Inglaterra), donde falló el corte. Sin embargo, el bogotano goza por estos días de un momento de esplendor por cuenta de su anticipado logro de recuperar la tarjeta del PGA Tour para la temporada entrante, al menos matemáticamente de acuerdo a las proyecciones del listado de ganancias del Web.com Tour.

Solo cuatro jugadores de un ‘field’ de 156 lograron culminar esta primera ronda del U.S. Open bajo par: los estadounidenses Dustin Johnson, Russell Henley y Scott Piercy junto al inglés Ian Poulter, todos ellos empatados en la cima de las posiciones en -1 para el campeonato y 69 golpes este viernes, lo que habla por sí solo del nivel de dificultad al que se enfrentan esta semana los mejores golfistas del planeta en este segundo ‘major’ del año. Bueno, muy acorde a una bolsa récord de 12 millones de dólares en premios, la más generosa de todas.

Vea RESULTADOS - Live Scoring

Pin It