Pin It

Fedegolf133

El estadounidense Phil Mickelson, sin drama y con un 'birdie' en el hoyo final, se quedó con el título del AT&T Pebble Beach Pro-Am, con una ronda final de 65 golpes (-7) y un total de 268 impactos (-19). El campeonato concluyó este lunes luego que el clima evitara que se disputaran lso 72 hoyos programados en el tiempo establecido. 

En la víspera, Mickelson contaba con tres golpes de ventaja sobre el inglés Paul Casey, ventaja que se mantuvo con ambos jugadores terminando con 'birdie' en el hoyo 18. La única esperanza de Casey era que Mickelson cometiera algún error, pero no había muchas posibilidades. Mickelson pegó un hierro 7 y la dejó a 8 pies en el par 3 del 17 y luego aseguró la victoria con un 'birdie' desde 6 pies.

El clima había hecho de las suyas el domingo en el área de la península de Monterrey, postergando el inicio del juego más de una hora en la mañana y colmando de un blanco granizo el área en la tarde, suspensiones que llevaron a que el juego se aplazara, al punto de dejar a algunos jugadores con hoyos pendientes para finalizar la competencia.

Uno de ellos fue Mickelson, que en el ‘tee’ del 17 exhibía una ronda libre de errores y de seis ‘birdies’. El zurdo californiano contó un gran tiro con el hierro 4 en el hoyo 9 en la ida, en el primer golpe que le permitió anotarse una seguidilla de aciertos desde allí y por los siguientes cinco hoyos, los que jugó en -3.

En ese mismo lapso, el inglés Paul Casey contó dos ‘bogeys’, lo que abrió la brecha entre ambos, llegando a un ‘putt’ de tres pies para par en el momento justo en el que sonó la sirena de suspensión. Mickelson intentó presionar para culminar el juego en el día, pero Casey se negó, al hacer énfasis en el hecho que no podrían terminar los dos hoyos finales

“Yo puedo ver bien, pero no quiero poner a Paul en una mala posición”, le dijo Mickelson al juez que los acompañaba. Casey quedó entonces en la segunda posición en solitario, por delante del estadounidense Scott Stallings, que alcanzó a terminar el domingo en 66. Y si bien la posibilidad de empatar a Mickelson era complicada, Casey no quiso forzar la situación, dejando solo dos hoyos para jugar en la mañana de este lunes.

Fue la primera victoria de Mickelson en Estados Unidos en seis años, la quinta en Pebble Beach y la número 44 en el PGA Tour. Hace seis años ganó el Phoenix Open y luego se impuso en Escocia y en México, el año pasado.

Un día antes, el colombiano Sebastián Muñoz se había quedado fuera del corte, contando sus tres ‘scores’ en el límite de los 72 golpes. El bogotano sumó 216 golpes (+1) para ubicarse a tres golpes del límite de la eliminación.

Vea POSICIONES - LIVE SCORES

Pin It