Pin It

Fedegolf133

Otra competición olímpica de golf, otra controversia de campos de golf. El Kasumigaseki Country Club, que fue designado como el anfitrión de la competencia de golf de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, no logró llegar a una resolución que pusiera fin a su política de restringir la admisión de las mujeres.

Según la agencia Reuters, la junta directiva del se reunió este martes con el comité organizador de Tokio 2020 y la Federación Internacional de Golf (IGF) para poner fin a las políticas discriminatorias del club o encontrar un lugar más incluyente para albergar la competencia. Sin embargo, la propuesta fue rechazada unánimemente con 15 votos en contra por parte de sus socios.

El vicepresidente de la IGF, Ty Votaw, le dijo a Golf.com que la decisión del club podría costarles la oportunidad de acoger la competencia olímpica de golf: "La IGF ha expresado claramente tanto a los organizadores de Tokyo 2020 como al Kasumigaseki Country Club nuestras exigencias de que la competencia de golf sea entregada de acuerdo con la Carta Olímpica. Si el club no cambia sus reglas, entonces no podemos apoyar la celebración de los eventos en este lugar".

Tras la votación, el presidente del consejo de administración del club, Kiichi Kimura, se quejó con los periodistas del creciente escrutinio que acompaña a una competición internacional tan destacada, que lo ha puesto a él y a sus colegas en una situación difícil: "Esta situación que se ha desarrollado es una molestia para nosotros, es realmente desconcertante".

La política del club, que impide que las mujeres jueguen los domingos y ciertos días festivos, fue puesta en primer plano cuando Yuriko Koike, que se convirtió en la primera gobernadora de Tokio el verano pasado, emitió una declaración pública instando al club a extender el estatus de igualdad a las mujeres: "Me siento muy incómoda de que las mujeres no puedan convertirse en socias de pleno derecho en estos días", dijo Koike. "Debe ser un lugar abierto a todos".

En respuesta, el Comité Olímpico Internacional (COI) le pidió a la IGF trabajar con la gente del Kasumigaseki Country Club para resolver el tema lo más pronto posible. Sin embargo, el Consejo de Golf de Japón, una organización sin fines de lucro que trabaja para modernizar el juego, está adelantando esfuerzos paralelos para trasladar el evento a una cancha pública cercana llamada Wakasu Golf Links, pero no está claro si esa sea la solución definitiva para el problema de fondo: la discriminación femenina.

Pin It