Pin It

En una gran semana de golf, consagrando a una nueva generación de nuestras mejores jugadoras, el equipo integrado por las bogotanas Luz María Ardila y Ana Sofía Murcia y la caleña María José Marín se consagró como el nuevo campeón suramericano prejuvenil, superando a sus rivales de manera contundente.

Tras iniciar la semana en la tercera posición luego de los 18 hoyos de apertura en el campo de La Paz Golf Club, las nuestras encontraron la ruta hacia su mejor golf, alcanzando una solidez fundamental para entregarle al país la decimonovena celebración en la historia.

Este sábado final, Marín presentó una tarjeta de 71 golpes (pares), consolidándose como la mejor de las nuestras en la semana, apenas en su debut. La de Farallones aportó sus cuatro cifras para la sumatoria general, subiéndose también al podio en la segunda colocación en clasificación individual.

Murcia, por su parte, guardó lo mejor de su juego para el final, presentando un ‘score’ de 74 (+3) que le permitió sumar para la general en esta oportunidad. En esta ocasión, Ardila pasó en 75 y su registro no fue tenido en cuenta.

Con este resultado, nuevamente nuestro país se confirmó como una potencia en la región en las categorías prejuveniles, al mantener su dominio como la nación de mayor cantidad de victorias en esta rama, superando a Argentina de manera cómoda. Las nuestras volvieron a coronarse luego de tres años, con la más reciente victoria en Buenos Aires en 2016.

Las damas nacionales presentaron un total de 598 golpes (+17), venciendo por una contundente ventaja de 13 impactos al equipo de Argentina, que arribó al campo boliviano con el rótulo de campeón defensor y que no logró seguirles el paso a las nuestras. Perú, más abajo en la cuenta, se quedó en la tercera posición, con Paraguay y Bolivia escoltando en los puestos siguientes.

En individual, como se dijo, nuestro país también estuvo en el podio por partida doble, de la mano de Marín (+6) y de Ardila (+12), las cuales lograron las medallas de plata y bronce en esta clasificación. La argentina María Cabanillas, con +3, fue la poseedora del oro.

La otra historia se vivió para Colombia en la categoría masculina, en la que el representativo integrado por Ricardo Velásquez, John Jairo Ojeda y Emilio Ángel ocupó una discreta octava colocación, cediendo un importante terreno al promediar la competencia.

Los nuestros iniciaron con buen paso la semana, quedándose en la segunda posición de entrada. Sin embargo, contrario a lo que sucedió con las damas, no consiguieron hacerse sólidos como equipo, mostrando altibajos que nos hicieron perder posiciones hasta quedar en una colocación inusual.

En la ronda final, un destacado 73 (+2) de parte de Velásquez se convirtió en el mejor registro para la delegación, con un elevado 81 (+10) aportado por Ángel y el 83 (+12) firmado por Ojeda, el cual no fue tenido en cuenta. Las cuentas nos dieron 624 tiros (+56), los que nos permitieron superar a Perú y Uruguay, los cuales ocuparon las últimas dos colocaciones.

El título, por otro lado, se definió de manera dramática, coronando finalmente a Venezuela, país que viniendo de atrás hacia adelante alcanzó su segunda coronación en la historia. Tras dominar desde las primeras jornadas, Chile no pudo cerrar el círculo, cometiendo algunos errores que al final los venezolanos supieron aprovechar.

En el tablero individual el mejor nacional fue Ángel, que contó 307 tiros (+23) y se instaló en la décima posición, seguido por Velásquez de 19 con 324. Ojeda, finalmente, hizo 332 (48) y se quedó en la casilla 25. En este conteo, la sorpresa la dio el venezolano Virgilio Paz, al quedarse con el oro con 286 golpes (+2), 10 menos que los presentados por Lukas Roessler y por delante del boliviano José Vargas, tercero.

Venezuela entonces, con 590 golpes (+22), se quedó con la medalla de oro, de la mano de Paz (pares) y de Diego Neira, que remató con un gran 70 (-1), en buena medida otro de los responsables del triunfo. Samuel Rached, el otro integrante del equipo, contó +7 y por cuarta ocasión en la semana no fue tenido en cuenta.

Chile, en el agridulce final, acabó segundo a siete golpes, seguidos por Argentina, que tuvo un final de +36. Paraguay y Ecuador continuaron en el listado final.

De forma paralela se llevó a cabo la competencia por equipos mixtos, siendo el elenco de los argentinos Cabanillas y Guillermo Polo los ganadores, seguidos por Venezuela (Ariana Carvalho-Paz) y Perú (Luisamariana Mesones-Rodrigo Carranza).

Las duplas colombianas fueron cuarta (Murcia-Angel) y quinta (Marín-Velásquez), respectivamente, con el tercer equipo (Ojeda-Ardila), de 13 en el orden.

Vea POSICIONES - CABALLEROS (Individual)

Vea POSICIONES - DAMAS (individual)

Vea POSICIONES - CABALLEROS (Equipos)

Vea POSICIONES - DAMAS (Equipos)

Vea POSICIONES - EQUIPOS MIXTOS

Pin It