Pin It
LogoColdeportes 18 01

Todo un reto físico tendrán que enfrentar los equipos que disputarán del 18 al 21 de septiembre el Campeonato Suramericano Juvenil 2019, que tiene como ciudad sede a La Paz (Bolivia), a más de 3,300 metros sobre el nivel del mar. Niños entre los 10 y 15 años de los diez países de la región se congregarán en torno al certamen cumbre del continente en dicha categoría, en una “plaza” que, de entrada, ya plantea una enorme dificultad para aquellos que no están habituados a la práctica del deporte en una altura semejante.

Vea PRIMEROS CLASIFICADOS AL SURAMERICANO PREJUVENIL 2019 POR COLOMBIA

Como “la cancha de golf más alta del mundo” se le conoce al campo de La Paz Golf Club, edificado en medio de bosque bordeado de espesas montañas a 3,342 metros de altura. En 32 años de realización del Suramericano Prejuvenil, la del 2019 será apenas la segunda edición que se celebre en la capital boliviana. El único antecedente data de 1999, y en dicha oportunidad Colombia celebró la victoria en la rama femenina.

No es un mito: la altura sí es un escollo a vencer

A mayor altitud, menor presión atmosférica. Cuando se pasa de practicar deporte a mayores alturas también varía la concentración de oxígeno en nuestro cuerpo y, por ello, disponemos de una menor cantidad para nuestro organismo. En consecuencia, nuestro cuerpo desata una serie de reacciones debido al carácter de supervivencia automático del que cada persona posee, entre las que hay que destacar:

• Aumento de la frecuencia cardíaca; para suplir las necesidades de oxígeno a todos los tejidos, más aún si estos se encuentran bajo un esfuerzo físico.

• Aumento del número de respiraciones por minuto, para captar más oxígeno.

• Y, la más importante, el incremento de la hormona encargada de producir glóbulos rojos (eritropoyetina o EPO). Si aumenta la cantidad de glóbulos rojos también aumenta la cantidad de oxígeno transportado por la sangre, y en consecuencia el rendimiento es mayor cuando se vuelve a la altitud normal; momento en el cuál estas adaptaciones quedan guardadas por el organismo. Esta es la razón principal del entrenamiento en altura o también conocido con el nombre de entrenamiento bajo condiciones de hipoxia. El proceso de incremento de la EPO se produce a partir de los 5 o 7 días de entrenamiento bajo esas condiciones.

Básicamente, la clave del entrenamiento en la altura consiste en aumentar la resistencia del cuerpo humano acostumbrándolo a un entorno en el que dispone de poco oxígeno, circunstancia a la que el organismo reacciona produciendo más glóbulos rojos, y aumentando así la resistencia del deportista cuando éste regresa al nivel del mar.

En esta práctica la genética juega un papel indiscutible ya que, para que se produzcan estos cambios, la predisposición del cuerpo humano es clave. Salvo en casos muy concretos, o después de estancias muy largas, los cambios en el organismo revierten en menos de una semana, de ahí la importancia de realizar este tipo de entrenamiento justo antes de acudir a una cita deportiva. Por lo tanto, no sirve de nada planificar un entrenamiento en altura al principio de una pretemporada cualquiera, puesto que sus beneficios son a corto plazo y deben amoldarse al ritmo competitivo del profesional.

Aquellas personas que demuestran más resistencia a la producción de glóbulos rojos para compensar la falta de oxígeno necesitan subir a cotas más altas para lograr los mismos beneficios, pero esto aumenta también los riesgos para la salud.

La altitud puede tener efectos negativos sobre el organismo y causar mareos, vértigos, cefalea, falta de apetito, insomnio o elevación de la presión arterial, hasta que el cuerpo se vaya aclimatando a la nueva situación. Por ello, al principio es recomendable comenzar con ejercicios suaves como caminar y mantenerse bien hidratado para contrarrestar el hecho de que la humedad relativa del aire es menor y esto causa una mayor pérdida de líquido corporal.

La situación continuada de hipoxia (déficit de oxígeno) puede perjudicar el sistema nervioso y los músculos, y por lo tanto es imprescindible que antes de iniciar actividades físicas en altura, el individuo se someta a un reconocimiento médico exhaustivo previo seguido de un control médico prolongado, algo de lo que disponen los deportistas de élite, que están muy controlados.

*Datos tomados de "Athletes at High Altitude - Primary Care", de Morteza Khodaee, Heather L. Grothe, Jonathan H. Seyfert y Karin VanBaak; y "Exercise and Training at Altitudes: Physiological Effects and Protocols", de Olga Cecilia Vargas Pinilla.

Pin It