Pin It

La larga pausa de la jornada inicial por lluvias en Grand Rapids (Míchigan, Estados Unidos) sigue alterando la continuidad del Meijer LPGA Classic for Simply Give, torneo de la temporada regular 2019 del LPGA Tour, pues este viernes fue imposible culminar. Una de las “pendientes” por terminar fue la colombiana María José Uribe, víctima de una dura jornada.

Con turno asignado para la tarde de este viernes, ‘Mariajo’ Uribe sólo pudo jugar 15 hoyos. Quizás el sonar de la chicharra haya sido un “canto celestial” para la santandereana, desconocida en esta segunda ronda. Seis golpes sobre par en la jornada, con cinco ‘bogeys’, un doble ‘bogey’ y apenas un ‘birdie’, la hicieron desprenderse de la parte alta de la clasificación, en la que ahora aparece en la modesta casilla 95 en +1 para el campeonato, parcialmente fuera del corte, fijado tentativamente en -1.

Una lástima, pues ‘Mariajo’ arrancó el jueves “coqueteándole” al liderato, apenas a un golpe de la cima. Dos cortes fallados al hilo en sus más recientes presentaciones en el LPGA Tour son el balance negativo de la oriunda de Bucaramanga, el último de ellos la semana pasada en el ShopRite LPGA Classic. Son cinco cortes fallados y otros cinco superados en diez torneos que ha jugado este año en el máximo circuito femenino. En una temporada muy complicada para la santandereana, su mejor resultado se remonta al Hugel-Air Premia LA Open de finales de abril, en el que ocupó al final la casilla 14.

Repitiendo el 64 del jueves, este viernes Brooke Henderson tomó la punta del Meijer LPGA Classic en -16 para el campeonato. La segunda ronda de la canadiense, con ocho golpes bajo par, tuvo nueve ‘birdies’ y un único ‘bogey’. Las estadounidenses Brittany Altomare y Jennifer Kupcho son segunda y tercera en -13 y -10, respectivamente.

El Meijer LPGA Classic ofrece de premio una bolsa de 2 millones de dólares, una de las más generosas del LPGA Tour anualmente, además de 500 puntos para la campeona en la Race to CME Globe Season.

Vea RESULTADOS - Live Scoring

Pin It