Pin It

Dos golfistas europeos han expresado públicamente sus puntos de vista frente al manejo que se le está dando a la pandemia de Covid-19 en circuitos como el PGA Tour y el European Tour. Los ingleses Lee Westwood y Andrew Johnstone fueron polémicos este fin de semana por sus reacciones al respecto.

Westwood decidió no participar en los próximos dos torneos del PGA Tour, el WGC-FedEx St. Jude Invitational y el PGA Championship, ambos en Estados Unidos. El inglés fue categórico al señalar el tratamiento flexible del coronavirus en ese país, donde ya no se obliga a mantener una cuarentena de mínimo 14 días, como en el Reino Unido: “No me siento del todo cómodo con lo que está pasando, creo que no es correcto subirse a un avión durante 12 horas para ir a Estados Unidos”, dijo.

“Esta semana me salí de mi zona de confort jugando aquí, si viajo a Memphis me sentiría aún más incómodo. Me preocupa mucho que Estados Unidos no tome en serio esto (la pandemia de Covid-19) como el resto del mundo, sigue siendo uno de los lugares con más brotes de la enfermedad”.

Así, Westwood culminó descartando su viaje a Memphis y luego a San Francisco, sedes de los próximos dos torneos del máximo circuito internacional: “Puedo no tener el virus y tomar todas las medidas necesarias para no contagiarme, pero aún así alguien podría transmitírmelo. La verdad es que no quiero enfermarme, soy un poco asmático, si llegó allá a Estados Unidos tendría que estar dos semanas y no me sentiré seguro, hoy hay muchas interrogantes”.

Sin embargo, las críticas se han propiciado en doble dirección. Johnstone sorprendió con su intempestivo retiro del British Masters. Ocurrió en la primera ronda, cuando el inglés completaba los primeros nueve hoyos. Minutos después ofreció una escueta declaración a los medios de comunicación presentes, manifestando su molestia ante los controles y el aislamiento que impera por estos días en el European Tour, que prohíbe el viaje de los golfistas y ‘caddies’ junto a sus familias, en contingencia ante posibles contagios de Covid-19.

“No me puedo acostumbrar a esto”, dijo Johnston. “Uno está en cuarentena, después sales para cenar y posteriormente uno sigue en cuarentena. En los últimos meses me cuestioné si quería jugar o no. Al final decidí venir, pero me di cuenta que no puedo rendir bien si no está mi familia y si estoy confinado en el hotel y el campo de golf”.

Concluyó Johnstone: “No es la manera en la que quiero vivir mi vida… todo esto demuestra que en realidad no quiero estar aquí”.

Pin It