Pin It

Resultado de imagen para pga tour logo

El PGA Tour les envió este martes el Plan de Salud y Seguridad a los golfistas, ‘caddies’ y ‘staff’ que interviene en los torneos de la gira, que se reanudará en junio.

El documento tiene una extensión de 37 páginas. Quizás la propuesta más novedosa sea la de implementar vuelos charter entre torneos, solo una de varias nuevas medidas que se adoptarán para evitar la propagación del Covid-19 y así poder reanudar la competencia el próximo 11 de junio en el Charles Schwab Challenge.

Vuelos reservados entre torneos:

Los jugadores y los ‘caddies’ tendrán una nueva opción para viajar entre ciudades: un jet charter.

El PGA Tour "alentará fuertemente" a los jugadores y ‘caddies’ a usar sus servicios charter entre torneos, dijo la máxima gira internacional en un comunicado este miércoles.

Se organizará un vuelo chárter en cada torneo del PGA Tour, el PGA Tour Champions y Korn Ferry Tour que despegaría el lunes siguiente al torneo para transportar a los pasajeros al siguiente destino de la gira.

El documento también menciona una capacidad de 170 pasajeros "posiblemente restringida debido a medidas de salud y seguridad". Los asientos estarán reservados exclusivamente para jugadores y caddies, con una distancia de dos asientos entre ellos.

Los jugadores y los caddies pueden reservar un lugar en el avión a través de una política de "orden de llegada" una semana antes de la salida del vuelo.

Los jugadores ayudarán a compensar los costos de alquilar el avión pagando sus asientos. A los jugadores de PGA Tour y PGA Tour Champions se les cobrará cada uno 600 dólares por asiento, mientras que los jugadores y ‘caddies’ de Korn Ferry Tour en todos los niveles tendrán un cargo de 300 dólares. Habrá reembolsos disponibles para quienes cancelen más de 24 horas antes de despegar, o si un jugador da positivo por el Covid-19 antes del vuelo.

Todos los pasajeros deberán someterse a pruebas virales dentro de las 24 horas previas a la salida del vuelo, y cada pasajero deberá resultar negativo para abordar el avión, sin excepciones. Una vez a bordo de la aeronave, se proporcionará a los pasajeros "equipo de protección personal", y el PGA Tour también aún tiene que determinar las posibles restricciones de alimentos y bebidas, así como el equipaje.

Pruebas continuas para todos:

Según los informes preliminares, el documento establece que cuando el juego, todas las personas involucradas en el evento serán evaluadas y monitoreadas para detectar el coronavirus de varias maneras diferentes.

Los jugadores y los ‘caddies’ se enfrentarán a la forma más estricta de monitoreo. Todos ellos serán evaluados antes del viaje a un torneo, y nuevamente una vez que lleguen a la ciudad anfitriona. Pero no termina ahí, pues también tendrán sus temperaturas controladas y responderán cuestionarios relacionados con el virus durante todo el evento.

Otros grupos de personas, incluido el "personal del PGA Tour y funcionarios de medios; seguridad y relaciones con los jugadores, entrantes y salientes de la ‘club house’ y entrenadores independientes, también se someterán a procedimientos de prueba similares”.

En total, se espera que 1100 personas participen en los torneos, aún sin espectadores, cuando se reanude la temporada. Solo 400 de ellos serán evaluados, pero todos los 1100 deberán responder cuestionarios y sus temperaturas corporales serán testeadas.

El número de miembros de los medios permitidos en el terreno será limitado, con nuevas restricciones de distanciamiento social para el centro de medios y entrevistas realizadas al aire libre. Además, se utilizarán prácticas integrales de saneamiento para mantener las instalaciones libres de virus.

Finalmente, si un jugador da positivo por Covid-19, se le prohibirá continuar el torneo y deberá aislarse durante 10 días.

Se espera que el PGA Tour publique los nuevos procedimientos de seguridad esta semana.

Pin It