Pin It

La aplicación de la tecnología al golf ha sido en los últimos años uno de los renglones más importantes en el desarrollo de nuestra disciplina, permitiendo un mayor disfrute del juego y abriendo un interesante apartado que cautiva a cada vez más practicantes alrededor del mundo.

Uno de esos adelantos tecnológicos es el ‘Trackman’, la herramienta que con potentes radares y sensores ha desatado todo un ‘boom’ en el desarrollo de la enseñanza del ‘swing’ de golf en todo el planeta y que cada vez se ve con mayor regularidad en nuestros campos y competencias.

Durante esta semana en el Carmel Club al norte de la ciudad de Bogotá, la División Profesional de la Federación Colombiana de Golf llevó a cabo un nuevo Curso de Capacitación en dicha herramienta, contando una masiva presencia de asistentes interesados en contar con una mejor preparación en este ‘gadget’ de fundamental importancia para la instrucción en la actualidad.

Los colombianos Jorge Mesa y José Mario Vega, así como el venezolano Víctor Fookes entregaron valiosos conocimientos a los ‘profes’ asistentes, destacándose el alto nivel de preparación de los conferencistas en esta complicada materia del dominio de los datos y las variables que ofrece la herramienta.

Además de las bondades de esta novedosa herramienta, la firma fabricante de Trackman, basada en Dinamarca, dio a conocer las distintas aplicaciones que complementan su oferta de servicios para descubrir con mayor precisión las virtudes y los defectos del movimiento del golf, de las variables que se incluyen en el golpe y de todo lo que implica desarrollar un contacto preciso y eficaz entre la cara del palo y la bola de golf.

El Trackman ya está disponible en varios clubes en el país, así como en el Centro de Alto Rendimiento de Golf en la ciudad de Bogotá, abierto para todo el público.


Pin It