Pin It

Después de un fin de semana de múltiples comentarios con respecto a su juego lento, que incluyó críticas de sus compañeros, el estadounidense Bryson DeChambeau afirmó en una de sus redes sociales: “Haré todo lo posible para mejorar mi ritmo”.

Considerado como uno de los males más notorios en el golf mundial, situación a la que no se escapa nuestro país en varios de nuestros certámenes oficiales y en rondas de fin de semana, el juego lento se ha convertido en una clara preocupación, más cuando se trata de una competencia de tours como el PGA Tour.

DeChambeau, cinco veces ganador del PGA Tour y que emplea hierros con una medida única, fue criticado por su demora la semana pasada en el Northern Trust, lo que se trasladó a las redes sociales y provocó duras críticas.

El estadounidense se mostró claramente molesto por la reacción sobre su juego, defendiéndose dos veces ante los periodistas y sugiriendo que su velocidad para llegar a la bola debería equilibrar el tiempo extra que se toma para pegar. Incluso tuvo una conversación con Brooks Koepka, su compañero de juego y que ha sido crítico del juego lento antes de la ronda final del Northern Trust.

“Estoy constantemente tratando de mejorar y haré todo lo posible para mejorar mi ritmo. El golf es mi pasión, mi medio de vida. Es mi responsabilidad ayudar a mejorar el juego para que sea más agradable para todos”, escribió DeChambeau.

“Quiero ser un buen representante del juego y del PGA Tour y estoy ansioso por trabajar con el tour y con otros jugadores para encontrar una solución para el juego lento”, agregó.

El PGA Tour anunció que revisará su política y considerará formas de penalizar a los jugadores incluso si su grupo no está fuera de posición. Según la política actual, los jugadores están ‘en el reloj’ cuando su grupo se sale de posición, lo que generalmente significa que quedan a más de un hoyo del grupo de adelante.

Luego se les da un tiempo asignado entre 40 y 50 segundos para pegar. Si se incumple el jugador recibe una advertencia, si ha reincidencia se da una penalización de un golpe, lo que rara vez sucede. DeChambeau no estaba siendo cronometrado en el Norhtern Trust Open, lo que llamó la atención a todos los que veían el torneo por televisión.

La situación del juego lento ha sido igualmente un inconveniente en algunos de nuestros torneos, en los cuales se ha buscado reducir el tiempo de juego para efectos de mantener el ritmo de juego y la acción de nuestras competencias.


Ver esta publicación en Instagram

Slow play affects the quality of the game for both players and our fans and I’ve always had the utmost respect for my playing partners, including JT and Tommy. I’m constantly trying to improve and I will do my very best to improve my pace. Golf is my passion and livelihood. It’s my responsibility to help improve the game to be more enjoyable for all. Pace of play has been an issue for golf at all levels for a long time, and I'm committed to being a part of the solution, not the problem. I want to be a good representative of the game and the @PGATour and I looking forward to working with the TOUR and fellow players to find a solution to slow play.

Una publicación compartida por Bryson DeChambeau (@brysondechambeau) el

Pin It