Pin It

Una de las tradiciones más importantes de la semana del Masters es la de la llamada Cena de los Campeones, la cual se realiza desde 1952 en el Augusta National Golf Club y que reúne a todos los excampeones de este ‘Major’ para disfrutar de una cena organizada por el campeón de la edición anterior.

En este caso, fue el estadounidense Patrick Reed el que ejerció de anfitrión, tras su triunfo en 2018 y con Mark O’Meara, Vijay Singh, Charl Schwartzel, Trevor Immelman, Tom Watson, Fuzzy Zoeller, Tiger Woods, Jack Nicklaus, Sergio García, Angel Cabrera, Danny Willett, Adam Scott, Larry Mize, Jose Maria Olazábal, Tommy Aaron, Mike Weir, Bubba Watson, Bob Goalby, Jordan Spieth, Nick Faldo, Ben Crenshaw, Charles Coody, Zach Johnson, Sandy Lyle, Raymond Floyd, Gary Player, Berhard Langer, Phil Mickelson, Craig Stadler, Fred Couples e Ian Woosnam como invitados. Adicionalmente, estuvo también Fred Ridley, presidente del Augusta National.

La cena consistió en dos tipos de ensalada, macarrones con queso, crema de espinacas, crema de maíz dulce, brócoli al vapor y chuleta de buey, un corte de la carne muy conocido en Estados Unidos. Todo ello regado con vinos del Valle de Napa, con Tiramisú, tarta de queso y crunch de chocolate como postre.

Para preparar el menú, Reed contó con la inestimable ayuda de David Chang, un afamado chef estadounidense propietario del grupo de restaurantes Momofuku, ganador de dos estrellas Michelin, escritor y estrella de la televisión, al producir y presentar la serie Ugly Delicious de Netflix.

Reed sorprendió con un aspecto más estilizado. Una pérdida de peso con una clara y contundente explicación. “Perdí un poco de peso porque sabía el tipo de menú que iba a poner en la cena del Masters… Necesitaba dejar algo de espacio para poder abrocharme la Chaqueta Verde“, bromeó.

 

Pin It