Pin It

El dolor en el cuello que obligó a Tiger Woods a retirarse la semana pasada del Arnold Palmer Invitational ha desaparecido. El estadounidense también espera que los problemas que tuvo durante la primera mitad de la temporada no se presenten más.

Woods ha declarado que se encuentra libre de dolores en la antesala del The Players Championship, evento al que regresa en busca de la que sería su tercera victoria. El 80 veces ganador de eventos del PGA Tour se retiró del Arnold Palmer Invitational la semana pasada después de que una tensión en el cuello le afectara su postura, sobretodo en el ‘backswing’.

“Estaba empeorando gradualmente”, dijo Woods, que notó que el dolor comenzó en el Genesis Open y empeoró progresivamente durante el WGC-Mexico Championship. “Eso sucede porque la parte de mi espalda estaba comprimida y el estrés tiene que ir a algún otro lado. Desde la cirugía es muy importante para mí mantenerme flexible o tendré problemas”.

Una buena nota de salud no es la única preocupación de Woods. El jugador de 43 años firmó en el Genesis Open del mes pasado una de sus peores presentaciones de su carrera con el ‘putter’. La semana siguiente en México mantuvo esa tendencia con seis hoyos en los que hizo al menos tres ‘putts’. El estadounidense es puesto 80 en la estadística de la actual temporada.

Para revertir esta situación, Tiger ha empezado a trabajar con Matt Killen, su primer ‘coach’ en más de un año. Killen es conocido por ser parte del equipo que acompaña a Justin Thomas. “Vi a Matt aquí el año pasado porque trabaja mucho con Justin Thomas. Practico regularmente con Justin y creo que Matt ha podido ver bastante mi juego”, aseguró Tiger.

“Quería que le echara un vistazo para que me diera sus opiniones de cómo se veía mi postura con relación a las veces que he tenido buenas sensaciones con el ‘putter’. He hecho algunas cosas diferentes. Empecé a sentirme algo mejor la semana pasada y eso ha tenido buenos resultados en el putt”, puntualizó el ex número uno del mundo.

Así las cosas, el ‘putter’ deberá estar en sintonía si el estadounidense quiere levantar el nuevo trofeo de 24 quilates que ofrece el The Players Championship a partir de este año. El ‘field’ presente esta semana es uno de los más completos de toda la temporada e incluye a los 50 mejores jugadores del mundo.

“La belleza de este campo es que se adapta a todo tipo de jugador. Es un campo para cualquier estrategia y eso es increíble porque le da opciones a cualquier miembro del PGA Tour”, afirmó por su parte Justin Rose, que tuvo como mejor actuación en el The Players Championship un empate por el tercer lugar en 2012.

Otro buen resultado del inglés se dio en 2015 cuando finalizó cuarto. “Si tuviera un estilo moderno, este campo tendría algunas dificultades para el 40 por ciento del field en los hoyos de más de 300 yardas. Creo que todos llegan pensando que tienen chances de ganar”, concluyó Rose.

Once ex campeones del evento están en el ‘field’, incluyendo a cada uno de los últimos siete ganadores: Webb Simpson (2018), Si Woo Kim (2017), Jason Day, (2016), Rickie Fowler (2015), Martin Kaymer (2014), Woods (2013) y Matt Kuchar (2012). Simpson buscará ser el primer jugador que logre defender con éxito el título del año anterior.

“Muchos jugadores han ganado aquí y si te fijas muchos tienen estilos diferentes. Hay ganadores de juego largo, otros de juego corto, otros que tiene un juego recto”, afirmó el australiano Jason Day. “Lo anterior demuestra la versatilidad de un campo diseñado por la familia Dye. Hay tantas formas de jugar un mismo hoyo que hace de este un campo sencillamente espectacular”, concluyó.

Esta será la primera vez desde 2006 que el The Players Championship se dispute en el mes de marzo. Entre 2007 y 2018, el evento se celebró en el mes de mayo.


Pin It