Pin It

En apenas cuatro ediciones, el Latin American Amateur Championship se ha constituido en el ‘Major’ del golf amateur en la región. Organizado por tres entidades de gran envergadura en el planeta, el certamen ha permitido el crecimiento de los mejores jugadores amateur de América Latina, entre ellos por supuesto Colombia, que ha sido protagonista en las ediciones anteriores.

Para 2019, el Latin American Amateur Championship regresará a Casa de Campo en República Dominicana, al afamado ‘Teeth of the Dog’ como uno de los campos más imponentes de toda la región. Allí, en 2016, el antioqueño Nicolás Echavarría y el santandereano Iván Camilo Ramírez pusieron el tricolor nacional en lo más alto, el primero acercándose al liderato al cierre de la segunda ronda y el segundo, también muy cerca a falta de los nueve hoyos finales del domingo.

De los dos, Ramírez volverá en 2019, de hecho con el único colombiano que ha estado presente en todas las ediciones del certamen. Con él, el costarricense Paul Chaplet y el venezolano Jorge García se suman al conteo de figuras que vuelven a la joya golfística del caribe la próxima semana.

Chaplet, campeón y García, segundo, libraron una gran lucha en los hoyos finales hace tres años, en un recordado mano a mano. Ramírez, a su turno, pasó a solo 3 golpes de la punta a los nueve hoyos finales, acabando eventualmente en la sexta posición como el mejor de los nuestros.

El de Costa Rica tiene claros los momentos que vivió en su consagración en 2016. “Me siento contento y preparado para dar lo mejor de mí como lo hice esa vez. Es una cancha espectacular y siempre será un lugar especial. Es un incentivo extra jugar en un lugar donde todos son buenos recuerdos. Creo que las claves son simples, hay que tener tremenda paciencia, determinación y saber fallar por el lado correcto”, afirmó Chaplet.

Por su parte, García analiza: “En el 2016 fui constante en pegarle a la bola, lo que me ayudó más. Creo que es lo más importante en ese campo por que el viento lo pone interesante. He estado muy acertado sobre el ‘green’ estos últimos meses y espero mantener esas buenas sensaciones”.

Lo cierto es que Chaplet descubrió los secretos del diseño de Pete Dye y logró superar las dificultades de Teeth of the Dog. El costarricense firmó una ronda final de 70 golpes (-2) y con un total de 285 (-3) se consagró campeón en 2016 tras aventajar a uno de los grandes favoritos de esa edición.

“Recuerdo que durante la última ronda no me daba cuenta de lo que estaba pasando hasta que llegué al 17. Ganar significó mucho porque me hizo saber que tengo el juego para competir en el alto nivel y que puedo medirme con los mejores. Esa victoria fue de gran ayuda para mi carrera, me dio confianza y cambió mi mentalidad de juego”, recuerda el ahora joven de 19 años.

Es para destacar los beneficios que otorga el Latin America Amateur Championship porque cada año el campeón recibe una invitación para participar en el Masters Tournament. Además, el ganador y el jugador o jugadores que terminen en el segundo lugar ingresan en forma directa a las fases finales de clasificación para ingresar a The Open y al U.S. Open.

Por último, el campeón recibe exenciones completas para disputar The Amateur Championship, el U.S. Amateur Championship y todo otro campeonato amateur de la USGA para el cual sea elegible.

“Jugar el Masters no solo fue una experiencia única, sino también un sueño que todo joven tiene. Igualmente, ese sueño sigue en mi cabeza y, si se repite, tendré algo más de experiencia al haber jugado en Augusta National. El Masters, The R&A, y USGA han sido una gran parte de mi vida y también de muchos amateurs de la región”, comenta Chaplet, nacido en San José de Costa Rica y que actualmente estudia arquitectura en Arizona State University.

Chaplet, García y Ramírez serán algunos de los candidatos más importantes dentro de los 108 aficionados que conformarán el ‘field’ de jugadores que estarán la próxima semana en Casa de Campo, República Dominicana, para una nueva edición del Latin America Amateur Championship.

Pin It