Pin It
 

La PGA of America, la organización que concentra la actividad del golf profesional en Estados Unidos, tendrá un drástico cambio en los próximos años, mudándose de La Florida a un desarrollo de más de 500 millones de dólares en el área de Dallas al que trasladará su centro de operaciones.

Este nuevo proyecto incluirá un hotel de 500 habitaciones, un centro de conferencias y dos campos de golf que traerán los principales campeonatos organizados por dicha entidad a Texas.

La decisión se conoció esta semana como parte de la aprobación de un paquete de incentivos por parte del Concejo Municipal de la ciudad de Frisco y otras entidades gubernamentales. El cambio no se espera hasta el verano de 2022, aproximadamente, cuando se termine la construcción de dos campos, uno corto de 9 hoyos y áreas de práctica.

El primer torneo que se llevaría a cabo allí sería el PGA Senior Championship de 2023. Como parte del acuerdo, el PGA Championship se jugará en estos campos en 2027 y 2034. Será la primera vez que se celebre este Campeonato de la PGA en el área de Dallas desde que Jack Nicklaus ganara su primer Trofeo Wanamaker en 1963 en Dallas.

La PGA de América también dijo que consideraría este campo como nueva sede para una Ryder Cup. El último ‘Major’ jugado en Texas fue en 1969, año en el que Orville Moody ganó el U.S. Open en el Champions Golf Club en Houston.

La actual sede de la PGA of America está en Palm Beach Gardens en La Florida, su hogar en las últimas cuatro décadas. Frisco está a unos 30 kilómetros al norte de Dallas. La organización invertirá más de 30 millones de dólares para construir la sede de cerca de 10.000 metros cuadrados.

La mayor parte del costo del desarrollo recae en el Omni Stillwater Woods, una empresa conjunta de Omni Hotels & Resorts con Stillwater Capital y Woods Capital. Omni Stillwater Woods gastará 455 millones en comprar el terreno y construir el hotel, el centro de conferencias, los espacios comerciales, el estacionamiento y los campos de golf, que serán propiedad de la ciudad.

The Dallas Morning News informó que Gil Hanse, quien diseñó el campo de golf olímpico en Río, fue elegido para hacer uno de los campos, el otro, el campo corto, será manejado por Beau Welling, un arquitecto discípulo de Tom Fazio y arquitecto jefe de Tiger Woods Design.

 

Pin It