Pin It

El desarrollo de un deporte se sostiene desde la base con el empuje de las instituciones que lo regulan a nivel mundial. En el caso del golf, en Suramérica, América Latina y el Caribe en general ese crecimiento tiene el apoyo de The R&A, el organismo de gobierno con sede en St. Andrews.

En 2004 el Royal & Ancient Golf Club of St Andrews aprobó la creación de una nueva organización llamada The R&A, que se convirtió en la sucesora del club como entidad rectora del golf mundial.

Si bien mantienen una íntima vinculación y sede, cumplen roles diferentes como club y organización de gobierno del deporte. The R&A trabaja con 156 asociaciones nacionales afiliadas que atienden a 30 millones de golfistas en 143 países y opera en tres áreas claves: gobierno, campeonatos y desarrollo.

En nuestro pais, el impulso de la R&A ha resultado fundamental para la puesta en marcha de distintas iniciativas en pro del fomento de nuestro golf, prestando su apoyo tanto económico como logístico en proyectos como el Centro de Alto Rendimiento de Golf en Bogotá y la creación de la 'Green Section' en los últimos meses, entre otros

The R&A administra las reglas de golf, las normas de status de aficionado y los stándares de equipamientos, fuera de los Estados Unidos y México, que se encuentran bajo la jurisdicción de la United States Golf Association (Usga).

Con relación a las competencias, The R&A organiza The Open, el campeonato de golf más antiguo del mundo y uno de los cuatro Majors del calendario, The AIG Women’s British Open y es el organizador conjunto del Senior Open presentado por Rolex.

Además, lleva adelante prestigiosos campeonatos amateurs: The Amateur Championship, The Women’s Amateur Championship, la Walker Cup y la Curtis Cup, éstos dos últimos junto a la USGA. A nivel internacional, The R&A es uno de los socios fundadores del Latin America Amateur Championship (LAAC), el Asia-Pacific Amateur Championship y el Women’s Amateur Asia-Pacific Championship, que se fundó el año pasado.

The R&A reinvierte los ingresos generados por el éxito comercial de The Open en el desarrollo del deporte y apoya a sus asociaciones nacionales afiliadas con el objetivo de aumentar la cantidad de jugadores, a menudo en países emergentes de golf, y promover una gestión sostenible.

Esto puede incluir apoyar el desarrollo de instalaciones de golf públicas accesibles y asequibles, como las de Japeri en Brasil, San Bartolo en Perú y el citado Centro de Alto Rendimiento en Bogotá y que es administrado por la Fedegolf en nuestro país.

La sustentabilidad del deporte también forma parte de la agenda anual de The R&A que continuamente proporciona apoyo en la gestión de campos de golf para que el desarrollo sea comercial y ambientalmente sostenible.

El crecimiento exponencial del golf en Latinoamérica y el Caribe en los últimos años se ha podido evidenciar de muchas maneras. La apertura de la oficina de The R&A en Buenos Aires y el nombramiento de su primer Director en la región, Mark Lawrie, han sido una clara indicación de la importancia que esta institución le da al crecimiento del golf en la región.

“El mensaje que te da la R&A de abrir una oficina en la región es de por sí muy importante, significativo. No se abrió en África, no se abrió en otro lado, se abrió acá, lo que de por sí da respuesta a lo importante que es para la organización”, comentó Lawrie a mediados del presente semestre a su paso por Colombia, como parte de una invitación de la Fedegolf.

“Creo que el trabajo de las federaciones ha sido fundamental. Lo que sigue tiene qué ver entonces con el proceso. El potencial de la región está, han aparecido los Emiliano Grillo, los Joaquín Niemann, los Sebastián Muñoz… ellos están y son producto de algo, de un proceso y no son generación espontánea. Nuestros talentos, si bien no son una ‘avalancha’, empiezan a dejar resultados en distintos países. Colombia puntualmente los tuvo previamente, pero que hay que ir paso a paso. Hay que consolidarse. Siento que estamos cerca que empezar a producir grandes hechos con mayor frecuencia”, agregó.

Desde que asumió el cargo, el argentino ha implementado una serie de proyectos importantes para continuar desarrollando este deporte en toda América Latina y el Caribe y ha sido una figura clave en la organización del LAAC, uno de los eventos de golf amateur más importantes de la región creado por The R&A, Masters Tournament y la Usga.

Lawrie a su paso por Bogotá visitó el Centro de Alto Rendimiento de Golf, el cual como se sabe ha emprendido distintas labores de mejoramiento y remodelación. “Colombia tiene una tarea fundamental en los próximos años. Con la cantidad de población y las canchas que tiene hay qué pensar en cómo mejorar. La posibilidad que haya más Villegas, más Muñoz, más Mariajos pasa porque también haya más golfistas. Coincidimos en esto con el presidente de Fedegolf en que más allá que un colombiano gane el Latin American Amateur Championship (LAAC) o que vuelva a ganar el Annika Invitational o cualquier de los grandes, todo debe encaminarse a que esos resultados nos sirvan para incrementar y subir la cantidad de jugadores, la labor debe ir más allá”, destacó.

Considerado como uno de los pocos escenarios de acceso público en la región, el Centro de Alto Rendimiento es pieza fundamental en este objetivo. “El acceso público al golf es clave. Las decisiones son a dónde vuelcas tus recursos, es dónde te ves en diez o veinte años. La región por supuesto es sensible a los vaivenes de nuestras economías. Europa tiene economías más estables que permiten planear mejor, pero no es así en nuestra región. Eso conspira contra los planes de nuestras federaciones”, comentó el directivo, que igualmente visitó en su corto paso por nuestro país el campo de Briceño 18 al norte de Bogotá.


Mark Lawrie visitó Colombia recientemente, como parte del apoyo que The R&A ha prestado a nuestro país en el desarrollo de importantes proyectos.

Pin It