Pin It

A finales de la semana anterior, atendiendo una invitación por parte de la Federación Colombiana de Golf, estuvo en Bogotá el argentino Mark Lawrie, director para Latinoamérica y el Caribe de The R&A, una de las personalidades más importantes en el desarrollo del golf en nuestra región y conocedor como pocos de la realidad de nuestra disciplina en el área.

Con una nutrida agenda de actividades, Lawrie tuvo la oportunidad de conocer a profundidad los nuevos proyectos e iniciativas emprendidas por el ente rector nacional en los meses previos, entregando igualmente un claro mensaje de apoyo y acompañamiento a los programas que se encaminan al fomento del golf a todo nivel, en una región que resulta clave para la R&A en dicho objetivo.

“El mensaje que te da la R&A de abrir una oficina en la región es de por sí muy importante, significativo. No se abrió en África, no se abrió en otro lado, se abrió acá, lo que de por sí da respuesta a lo importante que es para la organización”, empezó diciendo Lawrie, reafirmando el papel protagónico que mantiene Colombia en el concierto latinoamericano.

“Creo que el trabajo de las federaciones ha sido fundamental. Lo que sigue tiene qué ver entonces con el proceso. El potencial de la región está, han aparecido los Emiliano Grillo, los Joaquín Niemann, los Sebastián Muñoz… ellos están y son producto de algo, de un proceso y no son generación espontánea. Nuestros talentos, si bien no son una ‘avalancha’, empiezan a dejar resultados en distintos países. Colombia puntualmente los tuvo previamente, pero que hay que ir paso a paso. Hay que consolidarse. Siento que estamos cerca que empezar a producir grandes hechos con mayor frecuencia”, agregó.

Lawrie, que pasó además por Perú, como parte del ‘staff’ del golf en los Juegos Panamericanos, y por Ecuador, visitó el Centro de Alto Rendimiento Fedegolf en la capital colombiana, el cual como se sabe ha emprendido distintas labores de mejoramiento y remodelación.

“Colombia tiene una tarea fundamental en los próximos años. Con la cantidad de población y las canchas que tiene hay qué pensar en cómo mejorar. La posibilidad que haya más Villegas, más Muñoz, más Mariajos pasa porque también haya más golfistas. Coincidimos en esto con el presidente de Fedegolf en que más allá que un colombiano gane el Latin American Amateur Championship (LAAC) o que vuelva a ganar el Annika Invitational o cualquier de los grandes, todo debe encaminarse a que esos resultados nos sirvan para incrementar y subir la cantidad de jugadores, la labor debe ir más allá”, destacó.

Considerado como uno de los pocos escenarios de acceso público en la región, el Centro de Alto Rendimiento es pieza fundamental en este objetivo. “El acceso público al golf es clave. Las decisiones son a dónde vuelcas tus recursos, es dónde te ves en diez o veinte años. La región por supuesto es sensible a los vaivenes de nuestras economías. Europa tiene economías más estables que permiten planear mejor, pero no es así en nuestra región. Eso conspira contra los planes de nuestras federaciones”, comentó el directivo, que igualmente visitó en su corto paso por nuestro país el campo de Briceño 18 al norte de Bogotá.

“Lo que vi en Briceño me hizo pensar que ese puede ser el golf más adelante, que tienda a parecerse a eso, a un lugar más abierto que mezcle juegos para niños, familia, conciertos y otras actividades. El golf debe reunir todo, el golf pensado linealmente, pensado desde el club y ofrecerlo como algo inmodificable es desconocer cómo funciona el mercado. Se debe adecuar a lo que el mercado demanda no imponerle lo que crees que quiere”, agregó Lawrie.


MarkLawrie 19 02


El directivo regional habló también de otros temas de la actualidad del golf mundial, comenzando por la implementación de las nuevas Reglas de Golf:

¿Qué balance hace la R&A luego de la implementación de las nuevas Reglas de Golf?  

“A grandes rasgos, el tema reglas fue bien aceptado en general. Hubo algo de dificultades especialmente con los tours, los cuales trabajaron ofreciendo todas las explicaciones y cambios, no sé si los jugadores hicieron la tarea de capacitarse. Me parece que si se hace un balance general, si queremos apuntarle a un público joven, distinto, el modernizarlas creo que eso fue positivo, las reglas ahora son más leíbles.

Me parece que las polémicas en torno a temas como el juego lento son positivas porque se pone el dedo en la llaga, permite ver que hay un problema y ponerlo sobre la mesa”.

A inicios del próximo año entra en vigencia otra gran modificación, como lo es el hándicap mundial. ¿Por qué se decidió unificarlo, teniendo en cuenta que existen al menos seis hándicaps diferentes en el mundo?

Creo que el hándicap mundial crea algo así como un pasaporte mundial. El hándicap define quién entra a una competencia y una sola medida permite que se esté en un plano de igualdad, en algo más genuino y con eventos panregionales me parece que esto nos hace más equitativos

Tras las primeras cinco ediciones disputadas, ¿cómo ven en la R&A el crecimiento y maduración del LAAC?

De los beneficios inmediatos que han producido torneos como el LAAC es que posterga en su mayoría el paso de muchos a profesional, les permite ganar un año más de madurez. Los jugadores planean su temporada con base en el LAAC y en nuestras regiones el proceso de maduración se hace un poco más demorado que en otras latitudes, algo te dice eso y en la medida en la que el LAAC le haya permitido eso es magnífico.

El Abierto Suramericano Amateur y el LAAC nos permiten tener dos torneos de gran ‘field’ en la región a inicios de año y eso ‘programa’ la temporada de nuestros aficionados. El objetivo de crear campeonatos de clase mundial en la región, sumando el Annika a ese grupo, me parece que en ese sentido estamos caminando en el sentido correcto.

En general, ¿cómo perciben el desarrollo del golf mismo en Suramérica?

Tenemos la sensación de haber logrado que los países operen más comunicados. Se tiene la tendencia a pensar que todo lo bueno esta afuera, en Estados Unidos o Europa y creo que tenemos el talento aquí, en nuestra región y no de afuera. Colombia tiene una posición de referente y de liderazgo que es significativa en esto, en capacitación, profesionalización, etc…

Que si el Open Championship va a llegar a ser otro premio para el campeón del LAAC, sin duda. Que si el LAAC va a venir a Colombia, por supuesto. Que si el Annika Invitational va a crecer como torneo para mujeres y a dar un salto cualitativo es obvio, de hecho en eso estamos trabajando… La clave está en esta visión como región.

Más allá de lo obvio en lo que contribuye la R&A en recursos económicos, en capacitaciones, en campeonatos o capacitación, lo otro que se ha logrado es esta suerte de convicción que si se trabaja de la mano se progresa más rápido. Que todos estemos trabajando bajo ese esquema es por lo mismo ideal. En el fondo toda la región quiere más golfistas, porque estamos convenidos que con el golf estamos ayudando a generar mejores personas para nuestras comunidades.

Pin It