Pin It

Para nadie es un secreto que el golf con el paso de los años se ha convertido en uno de los pasatiempos favoritos para los deportistas de otras disciplinas. Uno de los que en los últimos tiempos ha llevado esa bandera es el jugador del Real Madrid Gareth Bale, quien en varias oportunidades ha expuesto su amor por este.

Durante la década de los 90 vimos como Michael Jordan, leyenda del basquetbol de los Estados Unidos, combinaba las dos disciplinas, tanto así que en muchas ocasiones salía de partidos decisivos corriendo para el mejor campo de golf que hubiese en la ciudad donde se encontrara. Lo que era claro es que no saltaba los palos.

Algo muy similar le pasa a Bale, de quien se ha dicho que cuando termina sus partidos en el Santiago Bernabéu (Estadio del Real Madrid), toma su avión privado directo a su casa en gales, en la cual cuenta con una réplica de tres de los hoyos más famosos del circuito del PGA Tour: hoyo 17 del TPC Sawgrass, el Postage Stamp del club de golf Royal Troon y el hoyo 11 del Augusta National.

Así se ve el campo de Gareth Bale

Esto no ha detenido al galés para triunfar como futbolista, pues solo cabe recordar que en su camino vestido de jugador ‘merengue’ ha cosechado cuatro Copas de Europa y otro sin fin de títulos; además, con su selección logró la clasificación para la Eurocopa 2016, siendo su primera participación en este certamen. Con esto se demuestra que ha podido combinar sus dos pasiones sin ningún problema.

A pesar de todo esto, en las últimas dos temporadas el rendimiento de Gareth se ha visto mermado, esto en gran parte por las continuas lesiones que lo aquejan, pero los aficionados del equipo español encontraron en el golf la excusa perfecta para criticar sus últimos resultados sobre el campo.

Esto ha llevado en las últimas horas al europeo a salir en defensa de una de sus grandes pasiones, explicando, y a la vez argumentando con ejemplo, cómo otros deportistas han podido realizar las dos cosas a la misma vez. En esta oportunidad puso de ejemplo a la ‘megaestrella’ del baloncesto estadounidense, Stephen Curry, ganador de tres anillos de la NBA, quien antes de sus juegos participa en eventos relacionados con el golf; tanto así, que se ha dado el gusto de jugar un ‘Pro-am’ del Korn Ferry Tour.

Simplemente me gusta salir a jugar pensando que tengo 18 hoyos por delante. Puedes alejarte del fútbol, de cualquier cosa negativa que esté sucediendo y recuperar tu mente y al día siguiente te sientes un poco más fresco y listo para concentrarte y sentirte mejor con el fútbol nuevamente”, explicó Bale en una entrevista en España.

Para Bale el golf se ha convertido en una terapia, de hecho, durante el Masters de 2019 se le vio muy entretenido llegando a un estadio a enfrentar un partido, mientras Tiger Woods definía su título 14 de ‘majors’.

Este no es el primer caso que toca el fútbol en relación con el golf, al principio de esta década el que daba de qué hablar con este tema era el argentino Carlos Tévez, quien no tenía licencia de conducir en Inglaterra y a pesar de esto solía salir en su carro en las mañanas para ir a jugar golf. Una vez la policía de tránsito de Manchester lo arrestó y le tocó hacer horas comunitarias por manejar sin este documento, en aquella oportunidad se dirigía a un campo de golf.

Otros miles son los casos que en los cuales, tanto figuras del espectáculo como del deporte, unen sus pasiones con el golf. Will Smith, reconocido cantante; Donald Trump, actual Presidente de los EE. UU., quien hace poco estuvo envuelto en una polémica por estar practicando en uno de sus campos durante la cuarentena.

Para Gareth solo existe una manera de triunfar en el fútbol y es siguiendo en el Real Madrid, esto lo ha manifestado en diferentes ocasiones cuando se le consulta sobre un posible cambio de equipo. Él explica que su intención es seguir mezclando estos deportes, dejando claro que siempre poniendo el fútbol por delante.

Otros deportistas y gente del espectaculo que ama el golf:

Pin It