Pin It

 

Nuevamente con el claro favoritismo del elenco de Estados Unidos y con un ambiente enrarecido por polémicas fuera del campo en las horas previas, este jueves se pone en marcha la edición 2019 de la Presidents Cup, certamen que reunirá a varios de los mejores jugadores del planeta en Australia, como colofón a la temporada de golf internacional.

Con el astro Tiger Woods en su debut como jugador-capitán, así como con algunas ausencias en ambos combinados, la esperada Presidents Cup trae emoción a la recta final del año, como se recuerda con los doce jugadores estadounidenses elegidos por ‘el Tigre’ enfrentándose a su contraparte de jugadores llamados internacionales, entre los que se destaca el chileno Joaquín Niemann.

Los de esta parte del planeta lideran el palmarés de la competencia con diez victorias frente a un triunfo de los Internacionales, incluyendo un empate. El certamen se juega a la usanza de las Copa Ryder, lo que impide que en el citado equipo internacional estén presentes golfistas europeos.

A favor de los estadounidenses está el hecho que solo Matt Kuchar (puesto 22 del planeta) está por debajo de sus rivales internacionales en el Ranking Mundial, algo que sienta el tono de lo que podría ser un dominio sólido de los favoritos, los estadounidenses.

Pero los Internacionales llegan con la motivación que les trae el volver al campo del Royal Melbourne, en el que ganaron en 1998. Ese año la situación era similar, con los locales como los menos favorecidos pero obteniendo un claro triunfo en una semana única de juego con puntaje de 20,5 a 11,5.

Pero si el capitán Internacional, el surafricano Ernie Els, quiere usar eso como motivación deberá zafarse del anterior resultado de la competencia en este mismo trazado de Melbourne. En 2011, también los estadounidenses vencieron 19 a 15 a los locales.

Como se sabe, el torneo se juega en cuatro rondas, con ‘Fourballs’ (cinco partidos) el jueves y ‘Foursomes (también cinco) el viernes. El sábado se juega a doble turno, con cuatro ‘Fourballs’ en la mañana y cuatro ‘Foursomes’ en la tarde, dejando para el domingo los doce partidos individuales para conocer al ganador.

En esta ocasión, se implementó un cambio en la reglamentación al obligar a que cada jugador tenga que llegar a la ronda de individuales con mínimo un partido por parejas disputado, contrario a lo que sucedía hasta este año, en el que se tenía que llegar con dos juegos.

El campo del Royal Melbourne es uno de los trazados más conocidos del golf en Australia y está considerado como un ‘clásico’ en su diseño y estructura como uno de los cinco mejores campos del mundo. Con 7.055 yardas se jugará como par 71 en esta semana, con 13 pares 4, apenas dos pares 5 y tres pares 3. Con ‘greenes’ firmes y azotados por el verano en esta parte del año, el campo se presentará impecable, con pronóstico de viento en al menos dos de las cuatro rondas programadas.

Vea MÁS INFORMACIÓN

 

Pin It