R and A
FaceBook  Twitter  

Moreno-CopaCamiloVillegas10-D1
Paola Moreno
Eileen Vargas

LPGA-200

Por un sólo golpe, la colombiana Paola Moreno no pudo incluir su nombre dentro del codiciado grupo de las 20 mejores en la tabla de posiciones al final del Q-School del LPGA Tour estadounidense, competencia que terminó este domingo en los campos Legends y Champions del LPGA International en Daytona Beach y que le entregó de todas maneras a la vallecaucana la segunda mejor condición en juego en la semana, la número 16, lo que le permitirá estar en una buena cantidad de torneos del máximo circuito femenino del planeta en 2011.

Moreno firmó un elevado 77 (+5) este domingo y quedó en el lugar 21 con 363 golpes (+3), apenas a un puesto del límite del puesto 14, el que al final completó el grupo de elegidas con la categoría 11. Desde el comienzo, Paola estuvo metida en la pelea por estas posiciones de privilegio y solo un doloroso ‘bogey’ en el par 4 del 15 evitó que se quedara con una mejor condición para el siguiente año, el segundo como jugadora rentada para la ex figura de la Universidad de Southern California.

Paola, que comenzó el día en el puesto 11, sufrió al igual que todas las participantes de las complicadas condiciones en las que se presentó el campo para esta, la quinta y última jornada. Las posiciones de bandera incrementaron su dificultad, lo que sumado al fuerte viento y a las bajas temperaturas configuraron un obstáculo para muchas imposible de superar. Cuatro ‘bogeys’ en su primera vuelta pusieron a la caleña sobre el límite y el ‘bogey’ que cometió en el 10 la sacó, por primera vez desde el pasado viernes, del Top-20. Un crucial ‘birdie’, el primero y único del día, volvieron a meterla en la pelea, pero ese último error del 15 fue definitivo para Paola, que de todas maneras sacó un importante botín en este su primer paso por la siempre incierta Escuela Clasificatoria.

Con este resultado Moreno, que cuenta con su condición de beneficios completos en el Futures LPGA Tour, tendrá la oportunidad de configurar mejor su calendario de competencias para el 2011, ya que al menos podrá actuar en un número limitado de torneos, aunque no tantos como se quisiera y podrá participar en todas las eliminatorias de los días lunes en pos de un cupo directo. Al quedar con su condición de exenta número 16, al momento de la convocatoria a un torneo Moreno tiene que esperar a que todas las jugadoras ubicadas en las anteriores 15 condiciones confirmen su presencia para poder acceder al ‘field’ final.

Esto, sobre la práctica, permitirá a la vallecaucana estar en esos torneos en los que el ‘field’ no suele ser el más atractivo o en el que la bolsa no llama la atención de las principales figuras. Este puede ser un buen punto de inicio de lo que se espera sea una estelar carrera profesional, teniendo en cuenta que Paola es una de las mejores jugadoras latinoamericanas de los últimos años, con un amplio palmarés a nivel aficionado en el que se destacan títulos tanto a nivel colectivo como individual en Suramérica y el mundo. La posibilidad de ir construyendo un buen camino hacia mejores horizontes está allí y mientras tanto, Moreno puede concentrarse en el circuito alterno, otro escenario en el que estaría llamada a destacarse. Al final, el balance es más positivo ya que logró mejorar su condición de exenta y ese es un punto a favor.

Suerte contraria, y más dolorosa aún, fue la que tuvo Vargas, jugadora que nuevamente aplazó su sueño de formar parte de la élite mundial. Eileen, que mostró signos de recuperación al promediar esta competencia, cerró con dos elevadas tarjetas (un elevado 79 este domingo) y con 375 golpes (+15) se quedó en el lejano puesto 66 y sin condición alguna para el próximo año, al menos en el arranque de la temporada.

Tras ganar la eliminatoria seccional de Mission Hills en California en septiembre pasado, Vargas llegó como una de las aspirantes a los cupos en esta semana y pese a marcar 75 en el arranque consiguió meterse en la parte media del listado al promediar la competencia y quedarse con una buena posibilidad de obtener al menos la condición 16 o inclusive la 20, la que se le otorgó a la jugadoras entre los puestos 31 y 40 este domingo. Sin embargo, su final no fue el más destacado y tras anotarse 75 el sábado cerró con un doble ‘bogey’ (por segundo día consecutivo en el par 4 del hoyo 1 del Champions Course) y cinco ‘bogeys’ para caer al sótano del conteo.

En su caso, la esperanza de un mejor horizonte estará nuevamente en el circuito alterno, en donde tendrá la condición de no exenta tipo C, al haber llegado a la gran final de este Q-School sin obtener alguna exención para el LPGA Tour. El año anterior, Vargas llegó en idénticas condiciones y con base en algunas buenas presentaciones al inicio de la temporada, logró mejorar su exención y actuar en más torneos. Eso sí, en la medida en la que vaya desplegando juego que demostró en estas últimas semanas, sus posibilidades de jugar y de estar más cerca del máximo circuito irán en aumento.

Mientras, la surcoreana Song aprovechó los errores de la aficionada estadounidense Jessica Korda y con rachas de viento de más de 50 kilómetros por hora, la lluvia y el viento, entregó un ‘score’ de 73 golpes para quedarse con el primer puesto, con un total de 354 golpes (-6). Song, de 24 años, tuvo así su mejor resultado desde que terminara en la segunda posición en el Kraft Nabisco Championship de 2004 y así, dio un importante primer paso en lo que se espera que sea su recuperación luego de prácticamente abandonar el golf por cuenta de una lesión en uno de sus hombros a comienzos de la temporada pasada.

“No importa el torneo, no importa la situación. Siempre que se llega a una competencia y se sale como la número uno la sensación es increíble”, comenzó diciendo la jugadora asiática que está radicada en la ciudad de Orlando en La Florida. “Era muy complicado, con las difíciles condiciones que tuvimos, el dejar la bola cerca y tener un buen ‘score’. Pero fue un buen día a la final y estoy contenta por ello”, agregó Song, que marcó dos ‘birdies’ y tres ‘bogeys’ este domingo.

Korda, por su parte, no pudo cumplir con su sueño de, a sus 17 años, convertirse en la segunda aficionada en la historia en ganar esta competencia luego del triunfo de Paula Creamer en 2004. La publicitada estadounidense simplemente no se encontró en un campo tan complicado y terminó con un registro de 77 golpes y un total de 356 impactos (-4). “Fue de verdad un día bastante difícil porque el viento nos complicó de principio a fin y perdí mi balance creo que en cerca de 20 ocasiones”, lamentó Korda, que marchaba en el liderato de cara a la ronda final. “No sé qué pasará de aquí en adelante, pero siento que mi paso al profesionalismo es casi una realidad después de esto”, confesó Korda, segunda en el U.S. Women’s Amateur Championship de este año.

La surcoreana Jimin Jeong tuvo un registro final de 71 golpes y pasó del puesto 11 al tercero, mejorando poderosamente su condición tras haber terminado lejos en la tabla de ganancias. La asiática contó 357 golpes (-3). Dana Ford Bordner, con cinco años de experiencia en el máximo circuito, entregó la mejor tarjeta del día (68) y pasó del puesto 27 al cuarto con -2, al lado de la holandesa Dewi Claire Schreefel (74) y la tailandesa Pornanong Phatlum (74).


Noticias Relacionadas

Dirección: Cra. 7 # 72 - 64 Int.26. Bogotá-Colombia | Tel: (571) 310 7664
Contacto Prensa y Página Web:prensagolf@federacioncolombianadegolf.com | Contacto Fedegolf: fedegolf@federacioncolombianadegolf.com