Inculcar en nuestros hijos los valores éticos y morales de un deporte como el golf es uno de los atractivos iniciales que muchos padres analizan al momento de involucrar a los niños en disciplinas deportivas como la nuestra.

Se dice que el golf es algo para toda la vida, que a diferencia de otros deportes es una actividad que se pueda practicar y disfrutar hasta avanzadas edades. Entonces, ¿qué se requiere para lograr que nuestros hijos se apasionen por el golf?

En resumen, lo único que necesita un niño para iniciar su camino por el golf son las ganas y la convicción de sus padres que es uno de los mejores entornos para la formación de su hijo, acompañando el proceso en el que se sepa que lo primordial en principio es la diversión y la continuidad.

Luego de jugarse la edición 2017 del Campeonato Nacional Infantil, el profesional del club sede (Los Lagartos), Alexander Sequeda nos comparte el siguiente escrito con algunos conceptos que pueden resultar de provecho para todos los padres del país:  

¿Qué padre no quiere que sus hijos sean grandes campeones de golf? ¿Qué padre o madre no quiere ver realizados a sus hijos en cualquier actividad? La respuesta, por supuesto, sobra: obviamente todo padre querrá lo mejor para los suyos, que ojalá esté dentro de sus posibilidades sin jamás saturarlos, compararlos, y mucho menos presionarlos.

Detrás de todo gran jugador, de las figuras del golf mundial y de los deportistas que se destacan están una serie de personas que resultan fundamentales en la consecución de metas y resultados. Se hace evidente en las entrevistas y en las declaraciones de estas estrellas, cuando agradecen a ‘su equipo’, a sus colaboradores sin los que, según los propios deportistas, no hubieran cumplir los objetivos.