R and A
Pin It

La tormenta de inquietudes desatada a lo largo y ancho de nuestra geografía golfí­stica desde que se implantó el Slope Rate System como sistema oficial de medición del handicap para los clubes afiliados a la Federación Colombiana de Golf, no cesa.

Después de asimilar el í­ndice de handicap y de aprender a consultar el correspondiente handicap en la tabla indicada, los golfistas han centrado su atención en otro aspecto que, si bien no es novedoso, intrí­nsecamente sí­ es polémico: el patrón del campo.

¿Por qué mi handicap es más bajo o más alto en el campo X, si este es más fácil que el campo Y?, es la pregunta que mortifica a los jugadores. Para resolver esa legí­tima e importante inquietud, iniciamos una serie de publicaciones que, esperamos, despejen todas las dudas.

El Slope Rate System o sistema de curva es un refinamiento, una mejoría del anterior sistema de handicaps, pues ajusta el handicap de cada jugador de acuerdo con la dificultad del campo especí­fico en el que se juega.
Antes de que se inventara el Slope, los campos de golf eran calificados únicamente para el jugador scratch, sin consideración alguna para el jugador promedio o de alto handicap. El avance, entonces, de este sistema, es que cada jugador, el scrath o el bogey obtiene la ventaja adecuada para el campo especí­fico en el que juega.

El patrón del campo toma en consideración los factores que afectan la dificultad de cada cancha, con el fin de mantener una adecuada relación entre los diferentes campos.
El problema actual se originó en que muchos miembros de clubes se acostumbraron al patrón de su campo establecido bajo parámetros muy generalizados y ahora, que la medición se hizo con criterios muy bien definidos, esa dificultad cambió (aumentó o disminuyó) y, por ende, el handicap cambió (aumentó o disminuyó).

La precisión y la consistencia son las claves para lograr un patrón de campo lo más real posible. El campo, primero, debe ser medido con exactitud y esta medida en yardas es ajustada según los factores que afectan el largo efectivo de juego. Estos factores son el rodamiento, los cambios en la elevación, los recortes forzados, los dog-legs ('pateperros'), el viento predominante y, por último, la altura sobre el nivel del mar. Los obstáculos que afectan la dificultad del juego son posteriormente evaluados, de acuerdo con los estándares establecidos y que reducen la subjetividad en la calificación.

A través de la evaluación de cientos y cientos de golfistas y cientos y cientos de hoyos de golf, los factores que afectan la dificultad de un campo de golf han sido evaluados y se les ha asignado un valor numérico que es aplicable a todo campo de golf.

En próximas entregas, hablaremos de cómo se mide un campo de golf, cómo se evalúan las condiciones y los obstáculos que afectan el largo efectivo de juego y cómo se hacen los cálculos para definir el patrón del campo y el patrón de curva.

Pin It
Dirección: Cra. 7 # 72 - 64 Int.26. Bogotá-Colombia | Tel: (571) 310 7664
Contacto Prensa y Página Web:prensagolf@federacioncolombianadegolf.com | Contacto Fedegolf: fedegolf@federacioncolombianadegolf.com